Según el primer análisis de las aseguradoras, los siniestros se han disparado entre un 10% y un 40% por encima de los normal a principios de año. El temporal ha causado daños importantes tanto en coches como en viviendas con los toldos, tuberías y tejados como protagonistas, no cubiertos por el Consorcio de Compensación de Seguros (público) pero sí por las aseguradoras privadas.

Desde M.Maraver te damos una serie de consejos para proteger tu vivienda, tu negocio o tu coche ante Filomena.

  1. Vacia y desconecta las mangueras exteriores para que no se congele agua dentro.
  2. No hacer uso de agua caliente debido al contraste térmico que puede ocasionar que la luna se parta. Ni tampoco hacer uso de la sal, ya que terminaría rayando el parabrisas además de ser corrosiva para la chapa.
  3. Deja un grifo semiabierto para evitar la congelación de conducciones de agua. Para lograr que los efectos del frío golpeen lo más leve posible a nuestras cañerías sugieren abrir los grifos cada poco tiempo para evitar su congelación. En caso de que se produzca esta temida congelación, es muy conveniente haber averiguado con anterioridad la situación de las llaves de paso, ya que en caso de reventón la primera recomendación es cerrar estas llaves de paso.
  4. En ralentí. Antes de lanzarte a la carretera. Mantén el vehículo en ralentí unos minutos para que pueda calentar toda su mecánica. Además, si tienes que dedicar unos minutos a quitar el hielo del parabrisas, lo mejor es arrancar el coche antes de empezar a rascar y poner la calefacción para que las lunas se vayan calentando por su parte interior.
  5. Para descongelar las cerraduras usa alcohol y no agua.
  6. Ojo con estufas y braseros. Hay que prevenir los percances relacionados a la mala combustión que pueden generar gases tóxicos y riesgo de incendio que pueden ocasionar estos aparatos.
  7. Consigue un aislamiento térmico. La mejor solución para evitar que el frío incida en el interior de las viviendas es aislar térmicamente nuestro hogar y mejorar así la eficiencia energética. Lo ideal es prevenir estas temperaturas, y tan bien las más extremas del verano, realizando la reforma pertinente que mejore nuestro aislamiento sobre todo en paredes, tejados, suelos y ventana. Pero si a día de hoy no hemos realizado estas renovaciones, ante la ola de frío que nos acecha podemos colocar burletes en puertas y ventanas que bloquearan las corrientes de frío que puedan entrar en nuestra casa. Colocar alfombras en nuestro suelo o bajar las persianas por las noches también obstaculizarán que las bajas temperaturas alcancen nuestro hogar.
  8. Seguir ventilando nuestra vivienda. Se recomienda aprovechar las horas más fuertes de sol para no bajar demasiado la temperatura de nuestro hogar. Ahora es más necesario que nunca y debe convertirse en una costumbre, ya que los estudios respaldan que las concentraciones excesivas de CO2 pueden ser nocivas para los habitantes, ya que el dióxido de carbono es un gas inodoro, incoloro e insípido, no es tóxico, pero sí puede llegar a ser asfixiante por desplazamiento del oxígeno en concentraciones muy elevadas.
  9. Permite que el sol entre en tu vivienda. Aprovecha las horas de sol que te ofrece el día. Evita obstáculos que impidan su entrada, cortinas, persianas…
  10. Retirar las capas de nieve y hielo de tu coche utilizando un cepillo de goma y un líquido anticongelante, de tal forma que se evitan daños en la carrocería.

Comments are closed

Pide presupuesto